Saltar al contenido
Dlluvia

Lluvia extraterrestre

jpiter

✅ Advertencia: antes de empezar  con este fascinante tema de las lluvias extraterrestres, primero agradecemos señores pasajeros que abrochen sus cinturones de nuestro coche espacial, ya que el viaje podría ser algo movido.

El sistema solar y sus planetas

Venus …

Nuestra primera escala en este viaje interestelar sera a nuestro vecino más cercano, VENUS (que esta no muy lejos, a unos 40 millones de Kilómetros desde la tierra, si vamos en nuestro coche espacial a una velocidad de 90 kilómetros por hora para ayudar a ahorrar combustible tardaríamos cerca de unos 50 años), la atmósfera de VENUS está compuesta casi íntegramente de dióxido de carbono y también podemos encontrar pequeñas cantidades de nitrógeno y para complementar las nubes están formada de ácido sulfúrico (que aquí se nos queman los pulmones a la primera inhalación), esta composición crea un efecto invernadero que calienta muchísimo al planeta alcanzando hasta temperaturas de 463 grados Celsius (unos 865,4 grados Fahrenheit, vamos que no se te puede olvidar el bloqueador solar de facto 1 millón), lo que lo vuelve el planeta más caliente del sistemas solar.

Pues suficiente de datos, la pregunta ¿llueve en VENUS entonces? Y la respuesta es sí, si llueve, pero llueve es ácido (no creo un paraguas común te ayudaría en este caso) y esto es debido a lo que mencionamos anteriormente, VENUS y sus nubes formada de ácido sulfúrico.

Jupiter y Saturno …

Si nos vamos un poco más lejos a visitar a los 2 gigantes de nuestra vía láctea, tenemos a JÚPITER y SATURNO. Y es en estos 2 planetas en donde ocurre un fenómeno realmente fascinante, lluvia de diamantes (un título perfecto para cerrar con broche de oro como trilogía las películas lluvia de albóndigas y lluvia de albóndigas 2). Un estudio realizado por la Universidad de Wisconsin-Madison en EEUU estima que se podrían estar generando unos 10 millones de toneladas de diamantes en estos planetas gaseosos (seguro te preguntas, pero becario ¿Por qué no tomas todos los diamantes que puedas y dejas de escribir este articulo?, espera y veras).

Ahora la pregunta ¿Cómo es posible que llueva diamantes?, pues la explicación es muy sencilla, la formación de los diamantes se da cuando el carbono elemental como el grafito o el hollín creado por las tormentas eléctricas en SATURNO cae a la atmósfera del planeta en donde la presión y la temperatura de unos 2700 grados Celsius (unos 4892 grados Fahrenheit) lo que lo convierten en esta valiosa gema (Elemental mi querido Watson, ¿A que no lo sabias?, pues yo tampoco que me he enterado al escribir este artículo). Un proceso similar se da en JÚPITER solamente que varía la temperatura y la presión, pero una mala noticia, si tienes la misma idea de ir a la búsqueda de esta extensa fortuna te digo que los diamantes a medida que siguen cayendo la presión y temperatura siguen siendo mayores, transformándolos en una lluvia liquida de diamantes.

Urano y Neptuno …

En los planetas como URANO y NEPTUNO también existe este tipo de lluvia, pero los diamantes aquí si se mantienen relativamente estables y en un estado sólido debido al tipo de núcleo de estos planetas que se mantienen fríos.

Titán …

Siguiendo en nuestra exploración espacial, aun en nuestro sistema solar (la vía láctea), nos podemos ir a una de las lunas más interesante que se ha estudiado, TITÁN, esta luna es una luna del planeta SATURNO con un diámetro de 5,150 Kilómetros (Unas 3200 millas) un poco mayor al tamaño de MERCURIO, siendo esta la única que se le ha encontrado una atmósfera densa y planetaria, es el único mundo del sistema solar (aparte de nuestra amada tierra), que posee lagos y mares en su superficie. En TITÁN podemos encontrar metano y etano que cumplen un papel muy similar al ciclo hidrológico aquí en la tierra por lo que en TITAN llueve metano liquido (vaya, otro planeta en el cual no podemos usar un paraguas común).

Nombres de planetas de otras galaxias

Corot-7b …

Ahora fuera de nuestras fronteras espaciales y fuera de nuestro vecindario, orbitando alrededor de la estrella COROT-7, encontramos un exoplaneta llamado COROT-7b descubierto en el 2009 y el cual tiene su nombre por el satélite COROT. Este exoplaneta no tiene gases volátiles como dióxido de carbono, vapor de agua o nitrógeno en su atmósfera, fue el investigador Bruce Fegley de la universidad de Washington que por medio de un modelo experimental determino que la atmósfera de COROT-7b está compuesta de sodio, potasio, monóxido de silicio, oxigeno junto con pequeñas trazas de magnesio, aluminio y hierro con lo que nos encontramos o lo que podríamos denominar como lluvia rocosa, las cuales se forman de manera similar a las lluvias en la tierra, en donde ascienden a la atmósfera se enfrían y eventualmente se satura con diferentes tipos de rocas formando nubes de rocas y la lluvia cae en forma de pequeños guijarros de diferentes tipos de rocas (pobre de nuestro paraguas y de nosotros claro esta si nos llegase a caer este tipo de lluvia).

HD-189733b …

Un poco más allá a unos 62.9 años luz (Ugh .. voy a tener que mandar a rectificar el motor después de este viaje) tenemos al exoplaneta conocido como HD-189733b (NO confundir con el exoplaneta HD-100456b, solo algunos nombres de planetas raros), un bonito exoplaneta de un color azul en su atmósfera, los científicos predicen que este color se debe a que su atmósfera está formada por nubes de granos de silicato y sodio originando una lluvia de crista fundido, esta lluvia se da como consecuencia de la proximidad del planeta gaseoso a su sol y en donde las temperaturas que alcanzan son casi uno 1,000 grados Celsius (1832 Fahrenheit ¿Que porque hago todas las conversiones al sistema Americano?, pues te digo que hay cierto país que no se quiere adherir al estándar mundial, ya lo mencione ¿No? bueno ya te imaginaras y tal vez tengamos lectores de esos lares y como son el país mas poderoso del mundo, ponen sus reglas nosotros solo aceptamos la diversidad, que somos una web para todos los públicos de todas partes del mundo).

OGLE-TR-56B …

En nuestro super coche espacial llegamos a nuestro ultimo destino,  ubicado en la lejana constelación Fumoya en el cual se encuentra otro enorme planeta gaseoso llamado OGLE-TR-56B a unos 5000 años luz de distancia. Este gigante también tiene una densa atmósfera caliente (de hecho, muy, muy caliente), de miles de grados, tanto que las nubes que la forman son en realidad hierro evaporado. Si nos parásemos a observar esta lluvia extraterrestre que ocurre en puntos concretos del planeta, cuando desciende la temperatura en la zona nocturna, veríamos caer una densa y pegajosa lluvia ardiente de hierro, brillante rojizo, que se pega y se amalgama antes de resbalar lentamente por el cristal. No obstante, si hemos llegado tan lejos en la expedición, no nos importará limpiar un poco después del hierro fundido de la superficie de nuestro coche espacial (espera que necesito repostar combustible para el viaje de vuelta, espero no perderme … oiga Ud. el de los 3 ojos ¿Podría indicarme la salida mas próxima al planeta tierra?).

Y bien querido lector, una vez de vuelta en nuestro pacifico planeta tierra (después de un par de agujeros de gusanos y algunos saltos cuánticos), no antes si comentar que es cierto que todas estas lluvias extraterrestres no dejan de ser sorprendentes pero por eso no debemos dejar de lado nuestra lluvia de agua, pues en si el agua es una sustancia que para nosotros es común ya es extraordinaria en el universo, así que aprendamos a apreciar este vital liquido y no derrocharlo.

No olvides tu paraguas al salir por si llueve y si no tienes uno, no desaproveches la oportunidad de mirar uno de los que aparecen aquí (próximamente…), además de cualquier otra cosa puedas necesitar.

Gracias querido lector y será hasta una próxima ocasión

jupiter-color

El becario mal pagado.